MANTENIMIENTO DE LAS VENTANAS

Llevar un correcto mantenimiento de nuestras ventanas contribuye a alargar su vida útil y garantiza tanto la conservación como las prestaciones de la ventana.

A la hora de limpiar nuestras ventanas ponemos un especial interés en los vidrios, pero no solo estos requieren de nuestra atención, también hay que prestar atención al cuidado de herrajes, juntas y perfiles.

PERFILES:

Tanto el PVC como el aluminio apenas necesitan mantenimiento. Para limpiar los perfiles es suficiente con utilizar un trapo mojado en agua tibia acompañado de un detergente no abrasivo, sin acetona ni amoniaco.

En zonas industriales o próximas al mar es aconsejable limpiar los perfiles más frecuentemente para evitar las manchas de salitre u otros materiales corrosivos.

Si nuestras ventanas son de madera, requieren de un mayor mantenimiento. Cada dos años aproximadamente tienen que ser barnizadas para protegerlas de los efectos climáticos.

HERRAJES:

Los herrajes son piezas sometidas a esfuerzos mecánicos por lo que su duración dependerá de su correcta utilización y del adecuado mantenimiento que les demos.

Para evitar el deterioro de cerraduras, bisagras, cremonas y otros accesorios es necesario lubricarlos al menos una vez al año con un aceite adecuado.

JUNTAS:

Es importante mantener las juntas en buen estado ya que al contrario podría penetrar el agua con más facilidad. Para mantener flexibles las juntas se deben frotar con el aplicador de grasa o con vaselina.

En Cambia Tus Ventanas obsequiamos a todos nuestros clientes con un kit de mantenimiento para sus ventanas que incluye:

  • Leche limpiadora: Se trata de un limpiador intensivo abrasivo sin disolvente para limpiar los perfiles.
  • Tratamiento de juntas: En verano preserva la flexibilidad e impide la adhesión y en invierno previene la adhesión por congelación de las juntas al perfil.
  • Aceite para herrajes: cuida y mantiene los herrajes y bisagras. Preserva el deslizamiento de las piezas móviles, impidiendo el roce seco asociado al desgaste o rodaje del metal, aportando además una protección anticorrosión extra.

Con estos cuidados conseguirás que tus ventanas se mantengan en perfecto estado además de prevenir el deterioro por el paso del tiempo.

Compartir

Sin comentarios - sé el primero.

Deja un comentario

16 − 4 =