Energías renovables en el hogar

El aumento de la conciencia medioambiental y las nuevas formas de producir energía, en concreto las energías renovables, están adquiriendo popularidad a nivel mundial. Se debe a que son respetuosas con el medio ambiente y no contaminantes.

Las energías renovables proceden de fuentes naturales inagotables. El sol, el aire o el agua cuentan con múltiples ventajas frente a otras fuentes de energía convencional. Generan menos emisiones de carbono y no emiten gases efecto invernadero, ayudando a frenar el calentamiento global.

Entre las más utilizadas a nivel particular se encuentran la energía solar térmica para producir agua caliente sanitaria y la biomasa para generar energía calorífica.

ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

Las instalaciones solares térmicas permiten la generación de agua caliente en edificios y viviendas. Aprovechan la radiación solar para convertirla en energía térmica. Este agua caliente se utiliza principalmente para calentar agua y también dentro del uso doméstico destaca la climatización de agua para piscinas.

Con estos sistemas de energía podemos cubrir el 100% de la demanda de agua caliente durante el verano y del 50 al 80% del total a lo largo del año.

BIOMASA

Cualquier tipo de producción de energía que utilice como materia prima sustancias vegetales y animales a través de la instalación de una caldera, una chimenea o una estufa o varias de estas interconectadas.

Existen además diferentes tipos de biocombustible. Destacan el hueso de aceituna, la cáscara de almendra o piñón y la astilla de madera aunque el más popular y con un uso más extendido es el pellet de madera. Es un producto generado con restos de podas, talas y restos de los aserraderos, que se prensan en forma de pequeños cilindros alargados de madera. Al ser quemado en la caldera genera energía calorífica.

Entre sus ventajas se encuentran el bajo mantenimiento que requiere y el hecho de que quema limpiamente generando muy poco ceniza.

En la medida de lo posible debemos apostar por el uso de energías renovables en nuestra vivienda para garantizar la sostenibilidad, proteger el medio ambiente y reducir el consumo energético.

Compartir

Sin comentarios - sé el primero.

Deja una respuesta

uno + uno =